Hotel de Selva

El hotel de selva Calanoa, premiado como uno de los 20 mejores hoteles del mundo por la revista Conde Nast, ofrece un espacio único, para quienes buscan una experiencia vital a través de los sentidos y de un diálogo creativo con la selva amazónica y sus habitantes.

Calanoa es una reserva natural de 50 hectáreas, en el corazón de la selva amazónica, que ofrece un alojamiento de lujo y actividades de selva, rio y cultura que hacen la visita una experiencia transformadora.

La arquitectura ha sido concebida para experimentar el lugar: paredes etéreas y espacios ligeros que nos permiten abrir los sentidos a la selva sin limites.

El area social ofrece amplios espacios para las tertulias y encuentros, hamacas y bancas para el descanso de los visitantes. Una terraza de madera conecta con la cocina, un espacio generoso y abierto a los visitantes que quieran participar en la preparación de las comidas.

La reconocida gastronomía de Calanoa es una fusión de las tradiciones amazónicas locales con la cocina brasileña, colombiana y peruana, e interpretada por sus dueños. Productos locales, orgánicos y frescos, y nuestro famoso pan contribuyen a una deliciosa experiencia sensorial.

La arquitectura ha sido diseñada por Diego Samper combinando técnicas tradicionales con una aproximación contemporánea. Una arquitectura sostenible, en madera, que hace uso de los materiales y recursos locales e incluye resiembra de los arboles y palmas utilizadas para el futuro mantenimiento de las construcciones. Las cubiertas son en palma tejida, bellas y frescas, el uso de paredes solidas ha sido minimizado para mejorar la circulación natural de aire, y las estructuras están elevadas sobre pilotes para mejorar la vista y favorecer la ventilación.

Las cómodas cabañas de visitantes, con vista al Amazonas o en medio del bosque, están forradas en angeo para una optima ventilación y las camas tienen a su vez toldillo para una mayor protección contra los insectos. Un sendero elevado conecta las cabañas con el área social, y cuenta con plataformas para la contemplación de la vida del río, y para la observación de aves y primates.