El proyecto Calanoa es una iniciativa de Marlene y Diego Samper que busca contribuir a la conservación de la diversidad biológica y cultural de la región amazónica mediante la integración del arte, el diseño, la arquitectura, la investigación científica, la comunicación, la educación comunitaria y el turismo responsable y sostenible.

Calanoa es un lugar de encuentros, de encuentros con el otro y con lo salvaje.
Es un laboratorio de creatividad aplicada, un laboratorio de procesos educativos alternativos, un laboratorio donde el arte es entendido como una poderosa fuerza transformadora del individuo y la sociedad. Calanoa es un laboratorio para un asentamiento amazónico sostenible.

El proyecto Calanoa está basado en una reserva natural privada localizada a orillas del río Amazonas, a 60 km de la ciudad colombiana de Leticia, vecina del Parque Nacional Natural Amacayacu y de varias comunidades indígenas tikuna, cocama, huitoto y bora.

El proyecto busca apoyar a las comunidades del area de influencia del PNN Amacayacu en procesos de educación comunitaria, conservación de los recursos biológicos, prácticas de economías sostenibles y en la conservación de los conocimientos ancestrales y las prácticas culturales.(ver mas sobre la proyección en las comunidades)

Calanoa propone un foro permanente de arte, diseño y ciencia, a través de residencias, talleres y proyectos multidisciplinarios. (ver mas sobre los talleres)

Calanoa presenta una situación ideal para el desarrollo e implementación de un diseño apropiado para el trópico humedo. La construcción de la infraestructura ha sido un laboratorio permanente de arquitectura natural y sostenible, investigación en técnicas tradicionales y materiales locales, maderas y fibras naturales, arcillas y cerámica, arquitectura de paisaje, energías alternativas y tratamiento de aguas, al igual que prácticas de manejo de recursos forestales para la construcción.(ver mas sobre la arquitectura tropical en Calanoa)

Con excepción de algunos productos industriales, la mayoría de los materiales y suministros son locales, provenientes de la reserva o de las comunidades vecinas.
La autosuficiencia y la solución de las necesidades con los recursos locales es una parte fundamental del proyecto.

Las 50 hectáreas de selva de la reserva, en buen estado de conservación, establecen un corredor natural entre la isla de Mocagua y el PNN Amacayacu. Se está desarrollando una coleccion de frutas tropicales, plantas medicinales y plantas útiles de la region. Centenares de árboles y palmas se han sembrado para permitir el suministro futuro de alimentos, fibras y materiales de construcción, bajo el concepto de autosuficiencia.

Bajo el mismo principio, se ha iniciado con la comunidad de Mocagua el establecimiento de un Jardín Botánico, una colección de plantas útiles de la región amazónica y lugar de intercambio de variedades y semillas entre las comunidades vecinas.

Arte en el bosque, escultura de Diego Samper

Calanoa es un laboratorio de arquitectura natural y sostenible para el trópico.

Ver la galería de arquitectura

 

 
fotografias©Diego Samper 2012